PTI DOMICILIOS BOGOTÁ 4877777 PIDE ONLINE
COMPARTIR

Blog de nutrición

18 Abril / 2018

Alimentos para el hígado graso

El hígado además de ser el órgano más grande del cuerpo, es muy importante para el organismo, ya que ayuda a almacenar la energía, regula el azúcar de la sangre, elimina toxinas, controla niveles de colesterol, metaboliza grasa en el cuerpo, elimina desechos malignos que posee la sangre, etc.

 

El hígado graso es un problema médico causado por una mala alimentación, no realizar ningún tipo de actividad física y consumo de comida chatarra, la cual, tiene exceso de grasas y posee poco valor nutricional.

 

Esto trae como consecuencia obstaculización del flujo sanguíneo., intolerancia a ciertos grupos de alimentos, aumento en los niveles de colesterol malo y triglicéridos, fatiga crónica e incluso, puede afectar la salud hepática

 

Por ello se vuelve importante incorporar comida más balanceada a la dieta diaria, implementar rutinas de ejercicio (mínimo 30 minutos diarios) y así estabilizar los niveles de peso.Además es importante tener en cuenta los siguientes alimentos, tanto para implementar en la dieta como para alejarlos:

 

  • Baja de peso, así se elimina de forma más adecuada las grasas y el metabolismo se estabiliza.

 

  • Evita el consumo de grasas, especialmente las que contengan los lácteos, quesos grasosos, mantequilla y manteca.

 

  • Disminuye el consumo de azúcares, mermeladas, harinas refinadas, grasas Trans y dulces.

 

  • Consume más fibra natural, ésta la puedes obtener de verduras, frutas y cereales.

 

  • Aumenta tu ingesta de alimentos que contengan vitamina A, E y C, presentes en frutas, verduras de hojas verdes, cereales integrales, soya, aguacate y cítricos.

 

  • Realiza actividad física mínimo 30 minutos diarios.

 

  • Evita el consumo excesivo de alcohol y embutidos.

 

  • Aleja los productos procesados llenos de aditivos, preservantes y colorantes.

 

  • Evita consumir alimentos con alto índice glucémico, es decir ricos en azúcares naturales o con alto índice glucémico que elevan los niveles de glucosa en sangre y por tanto afectan gravemente al hígado.

 

  • Suprime los granos procesados de la dieta diaria, es recomendable consumir granos integrales, así la fibra que poseen controla los niveles de colesterol y glucosa en la sangre.

 

  • Agrega limón a las ensaladas o gaseosas, tómalo con agua caliente o en jugos verdes, ya que la vitamina C que posee equilibra el exceso de grasa.

 

  • Consume papas, sandía, pasas, plátano, productos derivados de maíz y yogurt de sabores.

 

  • Se debe implementar en la dieta proteínas bajas en grasa como: pollo, pescados, pavo, carne roja magra y carbohidratos, preferiblemente integrales.

 

  • ¡Come ajo! Este ayuda a activar las enzimas hepáticas, eliminando las toxinas y grasas del cuerpo. Puedes usarlo en las ensaladas, sopas o condimentando tus alimentos favoritos.

 

  • Café y té verde: los antioxidantes y la cafeína presentes en el café y té verde ayudan a reducir la grasa e inflamación del hígado.

 

Información tomada de:

  • www.mejorconsalud.com  
  • www.contigosalud.com
  • www.diabetesbienestarysalud.com
  • www.healthylosophy.com